Access Forbidden

Diferencias hombre-mujer o por qué el ‘texto machista’ de Google quizá sea correcto - ConParticipación Forbidden

Access Forbidden

Noticias
Forbidden

Access Forbidden

Diferencias hombre-mujer o por qué el ‘texto machista’ de Google quizá sea correcto

El texto de un empleado -ya exempleado- de Google criticando la política de género del gigante informático ha indignado a muchos, empezando por la compañía. Pero, ¿es tan descabellado lo que dice?


  

 

Lo llaman manifiesto antidiversidad y es, en realidad, la opinión del ingeniero de Google James Damore -despedido este martes por la mañana- criticando las políticas de género aplicadas por la empresa.


Su difusión íntegra en la web Gizmodo ha provocado diversas reacciones, muchas airadas, hacia una opinión que consideran machista. Pero, ¿qué dice el análisis del trabajador de Google?.


Cosas como que la política de diversidad tiene un vicio de base porque se basa -valga la redundancia- en una visión políticamente sesgada hacia la izquierda. Cualquier razonamiento que se salga de ese círculo de corrección política será inadmitido.


El manifiesto señala, además, que “las opciones y las capacidades de hombres y mujeres divergen, en gran parte debido a causas biológicas, y estas diferencias pueden explicar por qué no hay una representación igual de mujeres (en posiciones) de liderazgo”.


Habla, también, de la mayor inclinación de los hombres hacia trabajos que impliquen manejar ‘cosas’ y de la mayor capacidad de las mujeres para desenvolverse en trabajos que impliquen tratar con personas. Apela a la mayor empatía femenina como una virtud y señala como un peligro la mayor exposición de las mujeres al estrés.


Una lectura completa del manifiesto evidencia un enorme desacuerdo de su autor con la política aplicada en la empresa – “que llega a discriminar algunos trabajadores al favorecer a los considerados colectivos más desprotegidos”- pero, más allá de eso, ¿tienen algún sentido sus afirmaciones?


Universidad de Harvard: la profesora Jill Goldstein midió, mediante imágenes obtenidas por resonancia magnética, las dimensiones de varias regiones corticales y subcorticales (profundas) del cerebro. Encontró que determinadas zonas de la corteza prefrontal, sede de las funciones ejecutivas, son más voluminosas en las mujeres que en los hombres.


Admitiendo que haya análisis científicos que digan lo contrario de lo que afirma en este Harvard, parece que señalar diferencias entre hombre y mujer no es algo tan descabellado.


Este martes la compañía emitía un comunicado firmado por Sundar Pichai, CEO de la empresa, en la que denunciaban que el autor del escrito había “cruzado una línea al dar cabida a estereotipos de género en nuestro espacio de trabajo”. “Sugerir que un grupo de compañeros tienen rasgos que les hacen biológicamente menos preparados para un empleo es ofensivo y no está bien”, decía.


Poco después el propio Damore enviaba una carta a la agencia Bloomberg confirmando su despido que atribuye al empeño de Google en “perpetuar los estereotipos de género”.


En conjunto, Google emplea globalmente a un 31 % de mujeres, proporción que se reduce al 20 % en puestos relacionados con la tecnología y al 25 % en los de liderazgo, según datos de enero.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Todos los derechos reservados Mirada y Participación Ciudadana A.C.

Síguenos por: 

Forbidden

Access Forbidden